Algo diferente, México|01/08/2007 10:12 am

Isla Cerritos, Yucatán

Evidencias arqueológicas halladas en una reducida porción de tierra, conocida como Isla Cerritos, en Yucatán, dan cuenta de que la antigua ciudad maya de Chichén Itzá desarrolló una amplia red de comercio marítimo, que abarcó desde Costa Rica hasta el suroeste de Estados Unidos, y cuyo puerto principal fue precisamente este pequeño islote de apenas 200 metros de diámetro.

Sílex de Belice, oro de Costa Rica o Panamá, turquesa de Nuevo México, Estados Unidos, obsidiana del altiplano central y basalto de Veracruz, son sólo algunos de los materiales que han sido hallados en este sitio, ubicado en el municipio de San Felipe, a 5 kilómetros de la costa norte de la península de Yucatán.

Fernando Robles Castellanos, arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó que tales evidencias materiales sumadas a los restos de elementos arquitectónicos y portuarios que se han registrado en las distintas temporadas de excavaciones, dan cuenta del complejo sistema naviero que Chichén Itzá desarrolló para el ejercicio del comercio a larga distancia, y que alcanzó su apogeo hacia el Posclásico, entre los años 900 y 1050 d.C.

A través de este puerto prehispánico los antiguos itzáes, controlaron el comercio náutico de la costa norte de la península de Yucatán, en la que se incluía la boca del río Lagartos, yacimiento de las salineras Las Coloradas, que fueron las de mayor producción de sal de Mesoamérica.

Isla Cerritos se localiza a 90 kilómetros de Chichén Itzá y su registro se remonta a principios del siglo XIX. “Las exploraciones preliminares efectuadas en la década de 1970 y principios de la de 1980, permitieron postular que este sitio costero pudo haber sido el principal puerto de la metrópoli maya”, aseveró el investigador adscrito al Centro INAH-Yucatán.

Entre 1984 y 1986 miembros del proyecto Isla Cerritos encabezado por el INAH, efectuaron trabajos de excavación y el levantamiento del plano topográfico del sitio. “Se logró determinar la presencia de vestigios de alrededor de 20 estructuras prehispánicas entre ellas una base piramidal, así como elementos del sistema portuario como atracaderos y restos de un sacbé de 600 m que lleva a tierra firme”; detalló.

Robles Castellanos precisó que con base en los estudios estratigráficos se determinó que Isla Cerritos, en la mayor parte de su porción, se trata de un islote artificial que fue creado a modo de chinampa. “La parte norte es la original y se trata de un arenal de 80 m de diámetro, sobre el cual se amplió la superficie a través de polines de madera y rellenos de tierra hasta alcanzar los 200 m de diámetro”, afirmó.

“Los polines de madera se han fechado y los resultados remiten a los años 900 y 1050 d.C., que coinciden con los estudios efectuados al material cerámico encontrado en el lugar que remiten al mismo periodo”, precisó el arqueólogo.

Conocido con anterioridad como Isla Pájaros —por la gran cantidad de aves que estacionalmente llegan a este punto—, este sitio arqueológico presenta en su costado sur restos de plataformas menores que tal vez sirvieron para la realización de las transacciones mercantiles.

La red comercial que Chichén Itzá estableció estuvo basada en una serie de puertos menores bajo su control que conformaban todo un sistema naviero, compuesto por los sitios costeros de Isla Mujeres, Cancún, San Gervasio, Bahía de la Ascensión, Xcopte, otros puertos menores cercanos a Campeche e inclusive la Isla de Sacrificios en Veracruz.

Lo anterior, señaló el investigador, se ha corroborado a través de la presencia de material cerámico hallado en estas costas que coincide con el encontrado en la Zona Arqueológica de Chichén Itzá. Se ha calculado que a través de esta red de navegación vía canoas, los antiguos mayas recorrían aproximadamente 30 km al día.

La ubicación estratégica de Isla Cerritos en la península de Yucatán permitió a los antiguos itzáes mantener una hegemonía de las redes de comercio y la economía interna de la región, al contar con accesos para la navegación tanto al Golfo como al Caribe, concluyó.

Conaculta

  • Comparte este post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Deja tu comentario